La industria de las torres de acero eólicas se está enfrentando a tiempos difíciles. Después de que la comisión europea hubiera llevado a cabo medidas antidumping contra el acero chino, los precios para la chapa gruesa originarias de fuera de la República de China han aumentado un 40%, desde 2016. Como consecuencia, los precios de producción han aumentado también para los productores europeos de torres de acero eólicas, lo que ha conllevado a una gran disminución de la demanda por parte de los clientes europeos. “Estamos perdiendo cada vez más pedidos en favor de los productores chinos de torres de acero eólicas,” dijo el miércoles, 21 de junio, Markus Scheithauer, miembro alemán del consejo EWTA, en una conferencia organizada por la Asociación Europea de Torres Eólicas – European Wind Tower Association (EWTA) -, en el Press Club en Bruselas. “Vemos que un gran  número de pedidos se dirige hacia las empresas chinas. Los productores europeos de torres eólicas se están quedando sin nada.”

Algunos de los daños colaterales de esta caída en la demanda empiezan a sentirse, ya que muchos productores europeos de torres eólicas se ven obligados a aceptar pedidos por debajo del coste. “Tuvimos que despedir a algunas personas”, dijo José María Ávila, miembro español del consejo EWTA. “Y porque seguimos viendo esa tendencia negativa, puede que tengamos que despedir a mucha más gente. Es realmente una situación muy difícil para nosotros. Y ya no afecta tan solo a los productores de torres eólicas. También los proveedores empiezan a verse perjudicados por esos efectos negativos.”

Con una capacidad total instalada de 153.7 GigaWatts, la producción de torres eólicas supera al carbón como segunda forma de producción de energía. Una nueva norma europea sobre la Directiva de Energías renovables espera alcanzar el marco de un 32% de energías producidas a través de métodos renovables en 2030. En el entorno actual, un alto potencial de negocio podría perderse en favor de Asia, si ninguna medida se lleva a cabo.

“No solicitamos proteccionismo”, dijo Gonçalo Lobo Xavier, Director Ejecutivo de EWTA’s. “Sin embargo, cuando vemos los precios que algunas empresas asiáticas están llevando a cabo, nos quedamos con la pregunta:  Estarían ellos recibiendo algún tipo de ayuda que pueda crear una competencia desleal con las empresas en Europa? No sabemos, pero nos parece justo que preguntemos e investiguemos. Esto es lo que solicitamos, que la UE  analizara más detalladamente en esta cuestión.”

Creada en 2018, EWTA es una asociación con base en Bruselas que busca promocionar y soportar los fabricantes europeos de torres de acero eólicas y garantizar el suministro de información, servicios y asesoramiento a los miembros en áreas relacionadas con la UE y las políticas y asuntos internacionales.

Algunos de los países más afectados son: España, Francia, Dinamarca, Alemania. República Checa y Portugal, entre otros. “Lo único que queremos es la igualdad de condiciones”, dijo Lobo Xavier. “En Europa nos preocupamos por la innovación, calidad, sostenibilidad y por el respeto a los derechos sociales. Creemos que solo habrá justicia si todos los fabricantes se rigen por las mismas normas. Esto es una parte de lo que tiene que ser el mercado libre.”